No es un secreto que me encantan los atrapa sueños, y siempre he querido hacerme uno (dicen que desprenden una magia especial cuando los has hecho tu misma y añades detalles personales). Yo me imaginaba mi atrapa sueños con flores, plumas blancas y un precioso mandala central.

También me encantan los tipis, y si me sobrara el espacio en casa no dudéis que también me haría uno, para esconderme a leer o a dibujar.

Y con esos dos deseos en mente se me ocurrió hacerme un atrapa sueños en forma de triangulo como si fuera un tipi. Usando tres ramas para la estructura que recogí de un bosque cercano, y otras cosas que andaban por casa.

Lo primero que hice fue el mandala central, usando un stencil de Amelie, para dibujarlo sobre papel acuarela y luego troquelarlo con un cúter. Podría haberlo pintado, pero yo quería mi atrapa sueños en blanco, así que lo dejé con el color natural del papel acuarela.

Después formé la estructura del tipi con las tres ramas, uniéndolas con silicona caliente y cuerdas. Y luego até el mandala con hilo blanco.

La parte de arriba del tipi atrapa sueños la decoré con flores de papel, un par de plumas naturales que encontré hace tiempo y guardaba como tesoro y un trozo de sari rosa que me regaló la bonita Mima Molina.

Pinté unas pequeñas franjas de color en el tipi con chalk paint de Amelie en color caribe, cadmio, salmón y metálica en color oro.

Y para la parte de abajo hice unas plumas con porcelana fría de Amelie y un sello de pluma, que una vez secas las colgué con hilo blanco junto con algunas cintas más.

Si queréis ver exactamente como lo elaboré, el mandala, la estructura, el pintado de las franjas, la decoración y las plumas de porcelana, os dejo , a continuación, con el vídeo del proceso completo:

El resultado me encantó, estoy totalmente enamorada de mi atrapa sueños, lo he puesto en la habitación de mi hija para que la proteja por las noches, y siempre que entro lo miro y sonrío, porque es cierto, desprende una magia especial.

Wilma

Materiales utilizados: