Hola a todas,

Hoy os traigo un nuevo tutorial, una libreta de notas estilo shabby que os gustara mucho.

Comencé aplicando dos capas de gesso para sellar las tapas, para así poder trabajar con los pigmentos. Una vez seco, apliqué un stencil en ambas portada y trasera.

Lo seque con pistola de calor. Luego apliqué pasta de craquelar en diferentes partes del proyecto, para darle un look desgastado. Elegí los adornos, un chipboard de Fridita, una filigrana que corte con la bigshot, un engranaje que diseñe y varios adornos hechos con pasta de porcelana. Les apliqué una capa de gesso para protegerlos y también para permitir que absorban los pigmentos

Luego compuse el diseño, sin pegar los elementos para decidir dónde colocar cada pieza. Una vez le di el ok, pegué todos los embellecedores, para ello utilicé cianocrilato que francamente va de maravilla, sobre todo para trabajos de mixed media que requieren que los elementos estén bien adheridos, ya que siempre trabajas con tintas, agua, acuarelas, pinturas.

Os pongo el proyecto más de cerca para que veáis los efectos del stencil con el craquelado.

Luego coloqué las flores, para acabar de definir la composición del todo el proyecto, evidentemente nos las pegué ya que quiero que mantenga su color original. No se porque pero ultimamente me gusta mantener el color original de las flores, en los proyectos que las utilizo… me gusta más 🙂

Para darle color, utilicé los pigmentos de Amelie Prager, son una pasada y hay varios colores. Una cosa que me gusta insistir, es que tenéis que aplicar una cantidad muy muy pequeña, ya que son colores muy fuertes. Para el proyecto usé Turquesa, Rosa, Amarillo y Caramelo. Espolvoree ya os digo una cantidad súper diminuta y apliqué agua con un spray, así con los cuatro colores, decidí no mezclarlos mucho para que cada tono quedase definido, fusionándose solo un poco en cada unión del uno con el otro.

Para atenuar un poco los colores y darle más luz al proyecto, le dí una capa de gesso aplicado con pincel seco, de forma muy superficial.

Ya seco, pegué las flores y el resto de adornos para completar el proyecto, unos caracoles, lentejuelas y cristales. Para finalizar le di una capa suave de cera color bronce.

Os muestro el resultado final:

Bueno chicas, espero que os haya gustado y que os animéis a hacerlo, pensar que el mixed media no muerde, tenéis que perderle el miedo, si os equivocáis, volved a empezar, siempre tiene arreglo. Y os confieso que se disfruta un montón.

Un mega abrazo y hasta la próxima

XO

Hilda Skerk

Materiales: