En otoño e invierno mi estilo habitual cambia, como mi ánimo, y mi energía. Me dan ganas de recogerme más en la pintura, en los journals, en las palabras… los colores vivos dan paso a otros más suaves, más azules oscuros, negros… paso de un estilo simple y limpio , a un estilo más…que salga lo que salga, a dejarme llevar y me da igual… Aprovechando que tenía estas preciosas tapas en forma de tronco de Amelie,  me hice un nuevo junk journal, para recibir, como se merece, la nueva estación y los primeros fríos.

La portada fue muy sencilla, ya que esta madera es tan tan bonita que no quería restarle protagonismo. Puse una de mis caritas, con flores y hojas troqueladas.

En el interior hojas hechas por mi con una buena variedad de materiales: cartón, papel acuarela, un trozo de pantalón vaquero de mi peque, acetato y hojas de libro.

A estas hojas les añadí primero textura usando también cosas que andaban por casa como: cinta de carrocero, papel de cocina, trocitos de papel de scrap, de hojas de libro, de retales, y gesso, mucho gesso.

Después les di color con las chalk blanco nieve, caribe y pétalo, la acrílica azul primario y un café, sí sí un café bien cargado.

Y para acabar de decorar las páginas he seguido la filosofía del junk journal usando los restos de lo que te sobra, de nuevo trocitos de papel, retales y los sellitos del set Pinceladas estampados con tinta negra directamente sobre algunas páginas, o sobre cartulina craft.

En algunas páginas también he usado algunos restos de troquelados de cartulina blanca y cinta de pompones.

Las blondas siempre son un buen recurso, ya sean teñidas con café o con chalk caribe y gesso

Los acetatos también los pinté haciendo un sencillo patrón a rayas, con la chalk blanco nieve.

Si queréis ver todo el proceso de creación de estas páginas, aquí os dejo este vídeo para que también os podáis hacer vuestro propio junk journal otoñal.

Materiales